Fotógrafo Bodas Pirineos Huesca

Fotógrafo bodas
Pirineos Huesca

“LAS FOTOGRAFÍAS ABREN PUERTAS AL PASADO, PERO TAMBIÉN PERMITEN ECHAR UN VISTAZO AL FUTURO”
Sally Mann

Las bodas en las montañas para mí tienen un significado especial, no sé muy describirlo pero sé que es diferente.  Fotografiar para mí siempre es crear, es involucrarse, es ser curioso, es escuchar lo que te rodea sin distracciones. Fotografiar vuestra boda en el Pirineo sería todo un placer para mí, así que si estáis buscando fotógrafo para casaros y estáis buscando montañas donde hacerlo, darme un toque porque seguro que nos entenderemos genial.

Boda en los pirineos

Vuestro fotógrafo

Necesitáis mirar fotógrafos, encajar en su manera de ver, en su manera de apreciar la realidad, tenéis que emocionaros con sus fotografías, que os transmitan emociones que queráis que os transmitirán las que os hará, las vuestras, las de vuestra boda. Yo me involucro mucho en cada historia, en cada persona, en cada pareja… Sería imposible hacer un buen reportaje si no os conociera un poco, si no tuvierais confianza en mí y la tuviera en vosotros para acercarme lo suficiente como para que esas imágenes os golpearan el corazón. Al final, inexplicablemente cuanto más cerca estoy más invisible me hayáis, y ahí no molesto, no intervengo, estoy cerca, fotografío implicado en vuestra historia, sintiendo los sentimientos de ese día tan importante para vosotros, tan importante para mi. Queréis un fotógrafo, o queréis vuestro fotógrafo?

UNA GRAN HISTORIA EN EL PIRINEO

Para mi las montañas son un refugio donde sentirse uno mismo, donde la humildad y la sinceridad con la que trata el escenario es único. He recorrido gran parte del Pirineo a pie, he subido muchas de las grandes montañas y lo mejor de todo es que me faltarían vidas para recorrerlo entero, es decir que hay Pirineo para aburrir. Cuando fotografío una boda en el Pirineo me levanto de la cama con otras sensaciones de las habituales. Mi energía se torna más ligera, más creativa. Me motiva enormemente subir allí arriba a fotografiar la historia de dos personas unidas a esas montañas. Porque sé que hay lugares que nos vuelven más especiales, que nos unen, que nos cautivan y nos devuelven el criterio a lo esencial. Y las montañas es un lugar de esos, y lo he vivido con mi pareja, y con mis amigos, e incluso con desconocidos que te encuentras en el camino que en más de una vez he tenido que ayudar y me han tenido que ayudar. ¿Acaso no es un lugar mejor, un lugar así?

Mira esta boda en el pirineo y esta preboda